Campus Santiago


El rector de la Universidad de Valparaíso destacó la implementación de la política pública que permitirá que ya desde el próximo año el 60% de los alumnos más vulnerables del país puedan estudiar gratis en la educación superior, señalando que “queremos reconocer y valorar públicamente el inicio de un nuevo régimen de financiamiento a la docencias de pregrado en la educación superior. Nos parece que el anuncio presidencial del 21 de mayo es una señal muy positiva para todos quienes deben aún costearse personalmente su educación superior. Sabemos que se trata de un primer paso, pero entendemos y confiamos en que este anuncio significa también un compromiso irreversible por parte del estado para que todos quienes se hallan en condición de vulnerabilidad puedan acceder a un nuevo régimen de financiamiento de su educación. Hasta hace pocos años era imposible imaginar que el estado de Chile y su gobierno se comprometiera a que todos pudieran acceder a ese derecho a educarse”.

Respecto a los deberes que les corresponden a las universidades adscritas a la gratuidad, Valle comentó que “entendemos que las instituciones que se beneficiarán a partir de 2016 tendrán que cumplir también con ciertas obligaciones. Si hay que hacer esfuerzos para ordenar esta transición, porque aquí estamos hablando de un cambio muy radical, lo vamos a hacer para no crear trastornos ni menos aun incurrir en oportunismos que puedan finalmente significar que estos beneficios sean flor de un día”.
El vicepresidente ejecutivo del CRUCh explicó que esto no necesariamente pasa por congelar la matrícula o los aranceles. “Puede que se cree una carrera o haya un marginal aumento en una u otra carrera. Los costos de la docencia también cambian de un año para otro… Pero no vamos a hacer un cambio (de vacantes y aranceles) en razón de que ahora habrá una política de gratuidad, porque no estamos en la competencia de la educación superior y no entendemos la educación como un mercado competitivo”.
Aldo Valle formuló estas declaraciones durante la reunión mensual del CRUCh, ocasión en la que también manifestó su pesar por la situación que afecta al estudiante de la Universidad Católica Rodrigo Avilés, herido de gravedad por Carabineros durante las manifestaciones del 21 de mayo en Valparaíso: “De parte del Consejo de Rectores queremos expresar públicamente nuestra solidaridad para con la familia de Rodrigo Avilés, especialmente con su madre, Soledad Bravo, que es una colaboradora del sistema de información científica electrónica de Conycit y del Consejo de Rectores. Hacemos votos por que se restablezca cuanto antes su salud”.
También el rector de la UV repudió los excesos policiales, señalando que “queremos expresar nuestro rechazo a los excesos que desgraciadamente se han observado en la contención del órden público por parte de la fuerza policial. Llamamos a la fuerza pública a actuar con el mayor profesionalismo en el cumplimento de sus tareas, puesto que la coacción del Estado que ellos representan es legítima en la medida que se realice conforme a los procedimientos legales y utilizando el principio de proporcionalidad y cuando observamos las consecuencias de los últimos hechos, desde luego debemos reclamar de parte de la fuerza pública que esto se respete. Un exceso en la represión daña los principios básicos de la convivencia”.

Campus Santiago

Universidad de Valparaíso