Campus Santiago


Ante un centenar de espectadores, entre los que se contaban administradores públicos, académicos y estudiantes no sólo de la Universidad de Valparaíso (asistieron alumnos de las universidades de Chile, de Santiago, de Concepción, Central, de Los Lagos, Academia de Humanismo Cristiano y San Sebastián), el director del Campus Santiago, Galo Herrera, dio el discurso de bienvenida, en el que destacó que “hoy es un día muy especial: estamos reunidos en un lugar histórico para nuestra tradición republicana, tratando un tema de gran relevancia que sin duda alguna marcará el futuro del país, en la capital de Chile, a partir de la convocatoria de una universidad regional, con vocación nacional e internacional y de uno de los colegios profesionales más prestigiosos de nuestro país. Una sociedad basada en el individualismo exacerbado, la codicia, el lucro como fin último y la justificación de los fines por sobre los medios, es un espacio propicio para la generación de prácticas absolutamente impropias. Tenemos un imperativo ético y moral insustituible: transformar a Chile en un país, justo y transparente”.

A continuación, los siete expositores con los que contó el encuentro participaron en dos mesas temáticas para tratar las materias en las que hoy se centra el debate político en el país.
En la primera mesa, denominada “Procesos públicos, transparencia y legitimidad social”, participaron Daniel Jadue (alcalde comunista de Recoleta), Juan Diego Santa Cruz (vicepresidente de Amplitud) y Sacha Razmilic (presidente de Red Liberal). Como moderadora ofició la profesora de Administración Pública del Campus Santiago de la Universidad de Valparaíso Jeannette Rodríguez. Se analizaron temas como las malas prácticas en la política, la “pitutocracia”, las ventajas y desventajas del sistema de Alta Dirección Pública, el límite en el gasto electoral y las limitaciones de la ley de Transparencia Pública, entre otros.
“La posibilidad de debatir, sobre todo con las nuevas generaciones, me parece fundamental porque el debate es lo que estuvo ausente durante muchos años y esa ausencia fue lo que dañó a nuestra sociedad y la fue sacando de la política. Yo no comparto que haya una crisis política, porque el pensamiento de izquierda asume que lo único permanente es el cambio y cuando uno asume esa posición se da cuenta que estos fenómenos son naturales. Aquí lo que está pasando es que una matriz ideológica y política está llegando al fin de su existencia porque fue impuesta por la fuerza y no logró dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía. Viene un cambio muy necesario y yo estoy muy feliz que se esté dando. Aquí hubo un diseño, donde se privatizaron las empresas del estado y se permitió que un grupo de personas se transformara en el nuevo grupo dominante y que ese grupo, además, controlara la política a través de los mecanismos de financiamiento ilegal de las campañas políticas”, expresó Daniel Jadue.
Más adelante se desarrolló el debate sobre “Ética y la relación público-privada”, que tuvo como participantes a José Cademartori (ex diputado comunista y ministro de Economía del gobierno de Salvador Allende), Gonzalo Martner (ex presidente del Partido Socialista, ex subsecretario General de la Presidencia y de Desarrollo Regional y Administrativo y ex embajador de Chile en España), Sebastián Sichel (director ejecutivo de Fuerza Pública) y Gonzalo Vidueira (miembro del Tribunal Supremo de Evópoli). Como moderador actuó Diego del Barrio, presidente nacional del Colegio de Administradores Públicos de Chile y profesor de Administración Pública en el Campus Santiago de la Universidad de Valparaíso.
La discusión se dio en torno a temas como la línea divisoria ente lo público y lo privado, la crisis del modelo económico neoliberal, el fortalecimiento de la democracia, la relación entre dinero y político, el tráfico indebido de influencias y los conflictos de intereses, la meritocracia, la profesionalización de la gestión pública y la relación entre desigualdad y desconfianza y corrupción.
“Es muy importante que la sociedad civil discuta sobre el gran tema que es hoy la corrupción y también sobre las normas legales que deben ser modificadas y que son muchas. Se debatió bastante sobre eso. Pero también es importante hablar sobre la cultura del respeto de las reglas reglas y las normas, porque podemos tener las mejores leyes pero si no las respetamos y tampoco hay sanción cuando no las cumplimos, se va avanzar poco. Fue un evento muy importante, muy interesante y desde luego es muy valioso que hayan participado muchos estudiantes universitarios, porque es muy importante que en Chile exista un ethos respecto a la función público-profesional y entiendo que la mayoría de las personas hoy presentes tienen esa convención. No hay ningún país en el mundo al que le haya ido bien sin tener buenas instituciones públicas, por lo que ese es el desafío”, comentó Gonzalo Martner.
La actividad concluyó con el discurso del profesor Diego del Barrio, a nombre del Colegio de Administradores Públicos de Chile. “Los administradores públicos de Chile, que hemos sido formados bajo el principio del estado de derecho y que hemos abrazado una inquebrantable vocación y ética de servicio público, abrigamos la esperanza de que la única salida a esta lamentable crisis política y social se la aplicación de la ley y de los más altos parámetros éticos. De igual forma, creemos que es necesaria una reforma institucional que sea capaz de recuperar la confianza ciudadana respecto a las instituciones públicas y que, a la vez, inhiba los comportamientos que hemos conocido en el último tiempo”, expresó.

Campus Santiago

Universidad de Valparaíso