Campus Santiago

  • Inicio
  • Noticias
  • ICO
  • Ricardo Ffrench-Davis: “La economía debe estar al servicio de la gente”

Ricardo Ffrench-Davis: “La economía debe estar al servicio de la gente”

El doctor en Economía por la Universidad de Chicago Ricardo Ffrench-Davis protagonizó un ameno y distendido diálogo con el coordinador de investigación de FACEA, doctor Patricio Herrera, en el conversatorio sobre “Economía y Políticas Públicas” que se realizó en el Campus Santiago de la UV, en el marco de las celebraciones por los 60 años de la Escuela de Ingeniería Comercial.

En la oportunidad, quien también es Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales (2005) ahondó sobre su trayectoria personal –estudios académicos, influencias y simpatía política (DC)- y reafirmó las convicciones que lo han inspirado siempre: “La economía debe estar al servicio de la gente”.

En ese sentido, criticó la excesiva preocupación por los “números fríos” en vez de pensar en “números que ayuden a la gente”. Al respecto, lamentó el fenómeno “de la excesiva matematización que hace desaparecer al ser humano de la economía”.

Otro aspecto que a su juicio le ha pasado la cuenta a los sucesivos gobiernos es creer que “ya hicimos la tarea” en el país cuando aún persisten problemas estructurales y profundas desigualdades. Aseguró que “la inercia es fatal en el desarrollo económico”.

Ffrench-Davis explicó que hay que “ampliar el espacio de lo posible”, como se logró por ejemplo en los primeros años de recuperación de nuestra democracia, en que se aplicaron medidas contracíclicas y políticas públicas que permitieron revertir en parte la “herencia negativa” en materia económica de la dictadura.

Ffrench-Davis discute con firmeza la opinión de quienes piensan que solo se ha “administrado” el modelo neoliberal legado por Pinochet. Ejemplificó que mientras en aquel periodo se “profundizó la desigualdad” y los salarios retrocedieron veinte años, durante los primeros seis años de los años noventa bajo el gobierno de la Concertación no solo se creció a altas tasas, sino que también se pudo avanzar en reducir la desigualdad y los salarios crecieron 2,3 veces, gracias a decididas políticas públicas.

Consultado sobre qué cambios que se iniciaron durante el periodo previo a la vuelta a la democracia han sido positivos para la economía del país, destacó la ostensible diversificación de las exportaciones -en el año 1973 un solo producto representaba el 78% de lo enviado- y el orden fiscal que permite evitar graves problemas como la hiperinflación.

Sin embargo, en la misma línea argumentativa sobre “no quedarse de brazos cruzados”, como si la tarea ya estuviera hecha, puso de relieve que actualmente solo un tercio de las empresas productivas exportan y, en ese sentido, reivindicó la idea de los clusters -más allá del cobre o de la minería- para incentivar el encadenamiento productivo de distintos sectores con amplia participación de pequeñas y medianas empresas. Todo ello, con una mirada estratégica y generando alianzas público-privadas.

“Para que estas transformaciones funcionen se requiere de mucha fuerza, coherencia y recursos, además de paciencia y mucho diálogo”, afirmó.

El académico de la Universidad de Chile dijo que, tal como se ha visto en la historia, indefectiblemente el “neoliberalismo es muy cíclico”, con altos y bajos, y que siempre “construye mucha desigualdad”. Por lo tanto, el rol del Estado y la aplicación de las políticas contracíclicas (como la inversión pública en tiempos de recesión) y redistributivas son muy necesarias.

“El desarrollo se construye con políticas coherentes y sistemáticas. Se construye sobre lo que ya hay. Porque destruir es muy fácil”, apuntó Ffrench-Davis.

Gasto público

El autor de libros como “Reformas para América Latina: después del Fundamento Neo-liberal” y “Reformas económicas en Chile, 1973-2017”, también se refirió a la contingencia. Con relación al anuncio del Presidente Sebastián Piñera de proponer al Congreso un proyecto de Ley de Presupuesto que aumenta el gasto público en 3,2% para 2019, sostuvo que los planes que pretende impulsar el gobierno requieren importantes recursos económicos y humanos y, por ello, le parece que “son inconsistentes” con esa cifra. En ese sentido, Ffrench-Davis expresó que “se requiere mucho detalle que clarifique” qué se priorizará y qué se recortará.

El conversatorio contó con la asistencia de estudiantes y académicos de la carrera de Ingeniería Comercial.

Ricardo Ffrench-Davis (1936) es uno de los economistas más destacados e influyentes de nuestro país y de América Latina. Académico e investigador de la Universidad de Chile, estudió Ingeniería Comercial en la PUC y Magíster y Doctorado en Economía en la Universidad de Chicago. Ha sido director de estudios del Banco Central de Chile, asesor regional principal de la CEPAL, director de CIEPLAN. Trabajó junto a Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, ha publicado más de una veintena de libros y cientos de artículos, y ha dictado clases en casas de estudios de países como Reino Unido, España, Italia y Suecia, entre otros.

 

 

Campus Santiago

Universidad de Valparaíso